Ocurre de vez en cuando: de pronto aparecen en un inmueble, local o edificio de vecinos unas grietas por asentamiento que hasta el momento no estaban. Esto, por supuesto, activa todas las alarmas de las personas que viven dentro o que son las propietarias del inmueble.

¿A qué puede deberse? ¿Cómo solucionarlo? Son algunas de las primeras preguntas que se hace alguien que ha detectado estas grietas en las paredes. En la mayoría de casos las respuestas son sencillas y tienen solución: se trata de grietas por asentamiento y existen distintas técnicas para que evitar las grietas en paredes, techos y suelos con total garantía.

¿Qué son las grietas por asentamiento?

Las grietas por asentamiento suelen surgir en los primeros 10 o 15 años de vida del edificio. Se trata de unas fisuras que surgen como consecuencia del asentamiento del terreno donde está situado el inmueble debido al peso y al movimiento de tierra que necesariamente ha habido a la hora de hacer las obras.

Las fisuras o grietas también pueden manifestarse en un momento determinado por una causa externa como pudiera ser la rotura de una conducción de agua o de la red de saneamiento.

Estas primeras fisuras o grietas suelen manifestarse en tabiquerías o cerramientos. Si no se toman medidas adecuadas el asentamiento pueden evolucionar afectando a elementos estructurales. La reparación de fisuras o grietas en tabiquería o cerramientos tiene un coste menor que las reparaciones en elementos estructurales como pilares o forjados.

Por todo ello hay que iniciar un proceso de consolidación de la zona afectada con alguna de las técnicas de cimentaciones especiales que eliminen el problema de asiento.

En la actualidad existen distintas técnicas de consolidación, por lo que lo ideal es contactar con una empresa que trabaje distintos procesos para evaluar la causa de la patología y decidir cuál de las técnicas existentes será más útil para solucionar el problema de manera inmediata.

grietas por asentamiento

¿Cómo identificar si es una grieta por asentamiento?

Ante la aparición de estas pequeñas grietas, hay que identificar si efectivamente se trata de una fisura por asentamiento o si el incidente responde a otra problemática del inmueble.

Lo importante es que, por pequeña que sea la grieta, conviene prestarle atención y como poco valorar la necesidad de realizar alguna actuación sobre ella. En algunos casos no será necesario, pero en otros sí, y dejarlo pasar solo puede agravar el problema.

La forma de las fisuras o grietas nos indicarán si el origen se debe al asiento de la vivienda/edificio o si las fisuras tienen otro origen. La inspección de dichas fisuras o grietas por un técnico especializado en cimentaciones especiales es imprescindible para diagnosticar la causa que ha originado el asiento, si el movimiento está activo y determinar el nivel de importancia de la patología.

También la observación del entorno: fisuras en la calle o hundimientos en la misma pueden aportar información sobre la causa de las fisuras o grietas en la vivienda.

En un gran porcentaje de casos las fisuras o grietas producidas por asiento son producidas por la acción del agua y se debe indagar sobre este aspecto.

Como se ha indicado, en principio las grietas por asentamiento no suelen ser graves y la solución es que un técnico especializado en cimentaciones especiales realice una inspección y en caso necesario determine cuál es la técnica más adecuada para la consolidación de la vivienda/edificio para detener los movimientos que ha experimentado.

ESPECIALISTAS EN
CIMENTACIONES ESPECIALES

¡Llámanos!
+34 622 049 242